Fotografía @mirenalos

Preocuparse por alguien cuando esta atravesando una mala racha es fácil. Lo difícil es alegrarse cuando a esa persona le va mejor que a ti. Y aquellos que se alegran, son los que merecen la pena.

Paula Pastor