No te necesito

El miedo llama a mi puerta
y yo le abro
otra vez más.

Ilustración de Pinterest

Se acerca a mí,
me golpea la espalda y me susurra al oído que ha vuelto.

No le echaba de menos.
Quizá porque nunca ha llegado a irse del todo.
Siempre ha estado en mí.
atormentándome,
frenando cada avance,
impidiendo que cumpla mis sueños.

Podría irse por donde ha venido.
Podría irse del todo
y no volver.
Porque aunque me haga creer que sí, no le necesito.
Puedo ser sin él.
Es más, soy más yo sin él.

Paula Pastor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s