La chica de cuándo

Lachicadecuando.jpeg
Fotografía: Paula Pastor

Me asomo a la ventana y me pregunto si seré la chica de ayer.
O quizá la de mañana,
la de pasado
y, ojalá, que la de todos los días.


Busco la respuesta en el Penta y no la encuentro.
Fue allí donde te encontré a ti,
tenías pinta de llevar algunas cañas de más
y sonreías,
porque sí.

Sonrisa tímida,
ojos oscuros.

Un primer vino y una caña en Libertad 8.
Y así siguió todo.
“Ahora ponme un botellín y para ella otro Ribera”, en el Intruso.
Y así siguió todo.
De garito en garito
siguió todo.
Y así.

“Sabes a vino”, dijiste.

“Mañana será otro día”, pensé.
Ambos seremos los chicos de ayer.

Despierto envuelta en la resaca
y me siento Mecano, tan “hoy no me puedo levantar”.

Es un día cualquiera y no se qué hora es,
y ahora mi cabeza da vueltas persiguiéndote.

Paula Pastor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s