Constelacionorientarme
Ilustración de Sara Herranz

Quizá nunca fui buena en orientarme y me he perdido más veces de las que me he encontrado. No sé cuándo una brújula señala el norte porque para empezar, yo soy la primera que tiende a perderlo. Pero os aseguro que no hace falta ser astrónomo, ni entender de coordenadas, para saber dónde encontrar las mejores constelaciones. Y es que estas se encuentran en su piel. La Osa Mayor en su antebrazo, Casiopea en su espalda y la Estrella Polar en su mejilla.

Paula Pastor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s